LECHE DE MAGNESIA Durante el Embarazo y La Lactancia PRECAUCIONES

¿Puedo tomar leche de magnesia cuando estoy embarazada?

El estreñimiento ocurre en aproximadamente la mitad de todas las mujeres embarazadas, Las causas son menos actividad física, hormonas y a eso hay que añadirle que la mayoría de mujeres embarazadas toman en algún momento suplemento de hierro.

Cualquier razón que sea, hay pasos que puedes tomar para ayudar a prevenir el estreñimiento. Aunque algunos remedios de venta libre funcionan para aliviar el estreñimiento, hable primero con su médico para averiguar si un medicamento específico de venta libre, como la leche de magnesia, es seguro para que lo tome durante su embarazo.

Como Utilizar la leche de magnesia durante el embarazo

La leche de magnesia gracias a su formula se utiliza generalmente para tratar la acidez estomacal, la indigestión y el estreñimiento.

Este medicamento de venta libre funciona neutralizando los ácidos estomacales y estimulando los movimientos intestinales. Al igual que con otros laxantes, el uso de la leche de magnesia para tratar el estreñimiento debe ser solo a corto plazo.

Otros remedios para tratar o prevenir el estreñimiento durante el embarazo incluyen aumentar su nivel de actividad diaria y aumentar la ingesta de líquidos y la cantidad de fibra en su dieta. Estos métodos son más seguros, ya que el uso de laxantes durante el embarazo aumenta el riesgo de deshidratación y contracciones uterinas.

Síntomas del estreñimiento en embarazadas

Los síntomas comunes del estreñimiento incluyen dolor de cabeza, fatiga, disminución del apetito, distensión abdominal y dolor abdominal.

Las náuseas, los vómitos, el esfuerzo durante la defecación y las heces duras y secas son otros síntomas. El estreñimiento crónico puede provocar hemorroides, obstrucción intestinal y desequilibrio electrolítico, factores que pueden complicar un embarazo.

El estreñimiento a menudo ocurre durante el embarazo debido a que los niveles hormonales son más altos, lo que disminuye el movimiento de los alimentos y los desechos a través del sistema digestivo.

Precauciones para embarazadas tomando leche de magnesia

Antes de usar la leche de magnesia para el estreñimiento, informe a su médico si está embarazada o si estas planeando quedarte embarazada.

Aunque la leche de magnesia generalmente se considera segura de usar para tratar el estreñimiento durante el embarazo, su médico le dirá si es seguro usarlo. Informe a su médico si es sensible a ciertos alimentos, ya que puede ser alérgico a un ingrediente del medicamento.

Es posible que su proveedor de atención médica no le recomiende el uso de Leche de magnesia, ya que puede interactuar con otros medicamentos recetados o no recetados y suplementos dietéticos que esté tomando. La leche de magnesia puede disminuir la eficacia de algunos medicamentos o aumentar el riesgo de experimentar efectos secundarios.

Riesgos Posibles

Su médico le indicará cómo tomar Leche de magnesia. Puede tomar el laxante con o sin comida. Siempre beba un vaso lleno de agua después de tomar la dosis recomendada.

Dado que no se sabe con certeza si la Leche de magnesia puede causar daño a un feto en desarrollo, su médico discutirá los beneficios y riesgos asociados con tomarlo como un laxante.

Si el estreñimiento no mejora en una semana o empeora, deje de usarlo y comuníquese con su médico. Busque atención médica de urgencia si experimenta efectos secundarios como urticaria, dificultad para respirar, hinchazón de la lengua o los labios, pérdida de apetito, náuseas, vómitos o debilidad muscular, ya que estos pueden ser signos de una reacción alérgica.